Solución a problemas ambientales

Nueva capacidad de refinación en la cuenca Tula. Hidalgo

Al tiempo que Pemex crece y se fortalece, dentro de sus proyectos ocupa un ligra de importancia fundamental el tema del cuidado del medio ambiente. Incorpora iniciativas para fortalecer la viabilidad socioambiental de los proyectos y para transformar las relaciones de corresponsabilidad con los actores del desarrollo.

Uso del agua

La nueva capacidad de refinación utilizará cien por ciento agua tratada proveniente del Proyecto Atotonilco. Dicho proyecto generará inicialmente 24 mil litros por segundo (lps), en tanto que la nueva refinería utilizará aproximadamente 460 lps. Además, la refinería actual también utilizará agua tratada de dicho proyecto (690 lps); el flujo de agua tratada remanente se destinará a usos agrícolas.

Con ello, se liberarán 690 lps de agua fresca para uso doméstico que actualmente utiliza la refinería Miguel Hidalgo.

Lo anterior implica que la refinería actual y la nueva capacidad de refinación le darán viabilidad financiera y operativa al proyecto Atotonilco e incrementarán la disponibilidad de agua fresca en la región.

En materia de descargas, la tecnología de la nueva capacidad de refinación implicará “cero descarga” a los acuíferos. Asimismo, su integración con la refinería actual implicará que esta última también tenga “cero descarga”. Ello contribuirá al saneamiento de la Cuenca.

Reducción de emisiones a la atmósfera

Debido a que con la nueva capacidad de refinación se eliminará prácticamente la totalidad de la producción de combustóleo, al aprovecharse los residuales que actualmente genera la refinería Miguel Hidalgo (60 mil barriles diarios), será necesario repotenciar la termoeléctrica de la CFE, esto es, esta instalación tendrá que utilizar gas natural como insumo, en vez de combustóleo. Ello prácticamente eliminará las emisiones a la atmósfera de la termoeléctrica.

En una segunda etapa se establecerá una planta de cogeneración en la nueva refinería, que producirá aproximadamente 600 MW. Dicha planta utilizará gas natural como insumo; asimismo, se analiza la posibilidad de utilizar coque mediante su gasificación que generará la nueva refinería como energético para la planta de cogeneración,

La nueva refinería se construirá con estándares de emisiones mínimas y alta integración energética, acorde con las nuevas tecnologías de punta en la materia.

De manera complementaria a las acciones anteriores, y en el marco del Proaire que se está integrando para la Cuenca de Tula, se realizarán las inversiones necesarias para recuperar 99% del azufre que genera la refinería actual, nivel superior al estándar internacional y al de la Norma Oficial Mexicana (90%).

Se reemplazará el coque de importación que actualmente consumen las plantas cementeras ubicadas en la región (4.9 mil toneladas por día), que implican la emisión de partículas a la atmósfera durante su transporte por coque que producirá la nueva refinería. Ello implicará menores distancias en el transporte de este insumo en vehículos cubiertos, con la consecuente reducción en la emisión de partículas.

Estrategia de desarrollo comunitario sustentable de Pemex

Para el desarrollo del proyecto de la nueva refinería, Pemex planteó aplicar su estrategia de desarrollo comunitario sustentable, el cual integra las metas de producción, la promoción del desarrollo económico y el cuidado del medio ambiente de acuerdo con las mejores prácticas internacionales.

Esta estrategia considera cuatro líneas de acción:

  1. Orientar las inversiones sociales a proyectos productivos sustentables y alternativos a la actividad de Pemex. Estos proyectos deben estrechar los vínculos de cooperación, corresponsabilidad y confianza de la empresa con las comunidades antes del inicio de las actividades de producción.
  2. Desarrollar obras de infraestructura y/o mantenimiento que faciliten el desarrollo regional.
  3. Fomentar la participación de expertos para diseñar un plan de desarrollo urbano regional integral. Es decir, un plan donde las actividades industriales, el crecimiento poblacional y la oferta de servicios públicos no se contrapongan.
  4. Impulsar acciones de conservación y compensación de los recursos naturales, con especial énfasis en aquéllas que fomenten el desarrollo de capital social local y la ampliación de las capacidades productivas.

Programa de reforestación

Se instrumentará un programa de reforestación intensivo en la región que incluirá: las zonas de amortiguamiento tanto de la refinería actual como de la nueva; los derechos de vía de las instalaciones petroleras (ductos); las zonas aledañas a la infraestructura carretera y ferroviaria y los cinturones de protección de otras instalaciones, en particular las vinculadas con el tratamiento de agua.

Bookmark and Share

El medio ambiente y Pemex

Pemex ha puesto en marcha diversos proyectos verdes, unos se abocan a la conservación del medio ambiente y otros a la remediación.

Como parte de su Estrategia Integral de Protección Ambiental y responsabilidad con el desarrollo comunitario sustentable de las actuales y futuras generaciones, Pemex realiza proyectos de conservación y remediación en diferentes partes del país.

La conservación es el mantenimiento y cuidado de la biodiversidad. En ese sentido, Pemex desarrolla los siguientes proyectos.

Parque ecológico Jaguaroundi

Pemex Petroquímica desarrolla el proyecto del Parque Ecológico Jaguaroundi en la periferia de las instalaciones de los complejos petroquímicos Cangrejera y Pajaritos, al sur de Veracruz.

Es una reserva ecológica enfocada a la conservación, reforestación, captura de carbono y paseo ecológico, cuyo desarrollo es supervisado por científicos y técnicos mexicanos de Pemex Petroquímica y de la Universidad Nacional Autónoma de México a través del Programa Universitario de Medio Ambiente.

El Jaguaroundi es el primer predio certificado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas para preservar, de manera voluntaria, los ecosistemas mexicanos y debe su nombre al felino Jaguaroundi Herpailurus Yaguaroundi.

La reserva ecológica abarca una extensión de más de 960 hectáreas, Pemex construye el Parque Ecológico Jaguaroundi el cual, a partir de diciembre de este año, estará en condiciones de recibir a visitantes de toda la República Mexicana.

Ha recibido reconocimientos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y una mención honorífica especial en el Premio Nacional al Mérito Ecológico, entre otros.

Los Humedales en Veracruz

Los humedales de Alvarado son una gran planicie de inundación que se localiza en la zona costera central del estado de Veracruz, cubre un área de 280 mil hectáreas y está compuesta por lagunas costeras salobres, más de cien lagunas interiores y varios ríos, destacando los ríos Papaloapan, Acula, Blanco y Limón. Es un área de importancia para la conservación de aves, donde se registran 346 especies.

Conservación de la Selva Lacandona

Por la riqueza de su biodiversidad, la cuenca media del sistema hidrológico de la planicie tabasqueña, ubicada en Chiapas, es una de las regiones medio ambientales más importantes de México y es la principal zona de recarga de los ríos Usumacinta y Grijalva. En ella se encuentra inmersa la Selva Lacandona.

Esta selva es de suma importancia por su función en la recarga de cuerpos de agua superficiales y acuíferos subterráneos. Más de la mitad del caudal del río Usumacinta proviene de esta selva que contiene el 30 por ciento del agua dulce del país y sostiene muchas de las actividades productivas de los habitantes de la cuenca baja de la planicie tabasqueña del sureste del Golfo de México.

La Selva Lacandona genera otros beneficios ambientales, como la captura de bióxido de carbono que ayuda a mitigar el cambio climático global, la estabilidad del clima regional, la conservación del suelo y la transportación de nutrientes.

Petróleos Mexicanos participa en el proyecto de investigación, educación y aplicación tecnológica para la conservación de esta selva a través de una donación de 14 millones 485 mil peros a Natura Mexicana.

Aquí se ha lanzado el Programa para la Educación Ambiental y Recuperación de Humedales en Veracruz, en el cual Petróleos Mexicanos ha participado a través de una donación de 7 millones 487 mil pesos al Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental, A.C.

FCEA, dividida en tres partes:

  • cinco millones 60 mil pesos se destinan al proyecto de humedales de Alvarado.
  • un millón 200 mil pesos para una campaña de educación ambiental en la Sierra de Otontepec.
  • un millón 200 mil peros para una campaña de educación ambiental en Tuxpan, Veracruz.

Se espera que el proyecto contribuya a generar una educación ambiental en la zona que revierta los procesos de desequilibrio ecológico y capacite a la población a que contribuya a proteger el medio ambiente, así como a recuperar, a través de la reforestación, al sistema lagunar de Alvarado.

Casa del Agua en los Pantanos de Centla

La reserva de la Biosfera Pantanos de Centla se ubica en séptimo lugar a nivel mundial por su nivel de descarga de agua dulce proveniente de la cuenca alta de los ríos Uusmacinta y Grijalva y por su aportación en servicios ambientales: retiene e infiltra agua al subsuelo, amortigua el efecto de las grandes avenidas de los ríos, actúa como esponja y barrera rompevientos y estabiliza la línea de costa.

Debido a que en esa área se han identificado 567 especies de plantas y es hábitat y refugio de 255 especies de aves locales y migratorias, 104 especies de mamíferos, 68 especies de reptiles y 52 de peces, así como de 27 diferentes especies de anfibios, se considera que es el museo de plantas acuáticas más importante de Mesoamérica.

Desde 1999 Pemex apoya la elaboración de un programa de manejo de la reserva, su conservación y desarrollo, así como la construcción de la Casa del Agua “Uyotot Ja” que representa la puerta de entrada a la Reserva, la cual fue inaugurada en febrero de 2002. En 2007 Petróleos Mexicanos entregó un donativo por 7 millones 800 mil pesos para el desarrollo de otros proyectos en esta región.

Ex Refinería 18 de marzo

Este es uno de los proyectos de remediación de suelos más grande del mundo. En este predio ubicado en Azcapotzalco, el Gobierno Federal construirá un parque ecológico que beneficiará a todos los habitantes del Distrito Federal.

Establecida en 1933 como una refinería de la compañía petrolera El Águila, después de la expropiación petrolera amplió su capacidad y en 1945 recibió el nombre de 18 de Marzo. En 1991 cerró sus operaciones, iniciándose entonces acciones de reubicación de plantas de proceso, desmantelamiento de instalaciones, recuperación de hidrocarburos en fase libre y de emulsiones agua-aceite y el retiro de tanques subterráneos de almacenamiento de hidrocarburos.

El 22 de mayo de 2007 las 55 hectáreas del predio se transmitieron a favor del Gobierno Federal, comprometiéndose Pemex a realizar acciones de remediación ambiental en dicho predio y a entregar, totalmente saneadas y en condiciones óptimas de uso, todas las hectáreas en beneficio de la ciudad de México.

El proceso para la remediación de este terreno partió de un estudio de caracterización realizado por el Instituto Mexicano del Petróleo, que determinó la situación detallada de los suelos de acuerdo con la naturaleza de sus contaminantes, las concentraciones y la profundidad a la que se encontraban los residuos.

El proceso

El plan de trabajo de remediación se dividió en dos fases, la primera finalizada en septiembre de 2008 y la segunda por terminar en diciembre de este año- Todos los trabajos se han realizado con la supervisión puntual de las autoridades medioambientales y de salud, y utilizado tecnologías de vanguardia que garantizan, en todo momento, que los trabajos no representen riesgo alguno para la salud de la población circunvecina ni de los trabajadores.

Técnicas de remediación en Azcapotzalco

Biorremediación. Cualquier proceso que utilice microorganismos, plantas o las encimas derivadas de éstos para retornar un medio ambiente alterado por contaminantes a su condición natural, transforma compuestos inorgánicos en el suelo, lodos, sólidos y manto freático, a través de procesos in situ o ex situ.

Biopilas. Es una técnica de biorremediación que se utiliza para la descontaminación de suelos con compuestos orgánicos persistentes en baja concentración. Las biopilas se airean de manera pasiva o activa y se adicionan nutrientes en caso de requerirlo (nitrógeno, fósforo, potasio, etc.), todo lo cual servirá para incrementar la degradación de los contaminantes, Las biopilas deben cubrirse con plástico para evitar el transporte y de los contaminantes, así como la evaporación y volatilización de los hidrocarburos.

Extracción de vapores. Remueve los contaminantes volátiles que se encuentran en los subsuelos contaminados. Se inyecta aire en la zona vadosa a través de pozos para volatizar los hidrocarburos que se encuentran en fase disuelta, fase líquida o en fase absorbida, moviéndolos hacia el pozo de extracción. Los vapores extraídos son tratados en la superficie.

Bioventeo (bioventing). Proceso basado en la aireación del suelo para estimular la actividad biológica y mejorar el proceso de degradación de los hidrocarburos presentes en la zona vadosa. A través del bioviento se incrementa la velocidad de biodegradación.

Inyección de aire. Proceso basado en la aireación de la zona saturada para estimular la actividad biológica y mejorar el proceso de degradación de los hidrocarburos presentes en una zona. Mediante la inyección de aire se incrementa la velocidad de biodegradación.

Texistepec

Texistepec es un municipio sureño del estado de Veracruz en el que alguna vez operó la Compañía Exploradora de Istmo (CEDI), dedicada a la producción de azufre. Asignado a Pemex por el Gobierno Federal, se realizó una auditoría ambiental al predio, detectándose un pasivo ambiental que representaba, entre otras cosas, residuales sólidos de azufre, aguas ácidas e hidrocarburos intemperizados. A pesar de que no fue causado por Pemex, la empresa asumió, como parte de su estrategia de protección ambiental, la responsabilidad de eliminarlo a través de un ambicioso proyecto de remediación y conservación que rehabilite la cobertura vegetal, regenere la biosfera y formará humedades que contribuyan a la recuperación de la biodiversidad, entre otras.

Para la realización de este proyecto, Petróleos Mexicanos contrató un promedio anual de 500 personas de la comunidad, por lo que el proyecto se ha convertido en una vital fuente de ingresos de la localidad. Este año arrancó la segunda etapa, la cual se espera concluir en 2011.

Bookmark and Share

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook