La exploración y explotación en aguas profundas

Las aguas profundas marinas en las que se realiza la exploración y explotación de yacimientos petroleros son aquellas ubicadas en tirantes de agua mayores a 500 metros (distancia entre la superficie y el lecho marino). En nuestro país, éstas se localizan en una importante región del Golfo de México, que comprende una extensión de aproximadamente 575 mil kilómetros cuadrados.

En este espacio marítimo se estima que podría existir un gran volumen potencial de petróleo que, de acuerdo con Petróleos Mexicanos, permitiría reponer las reservas necesarias para garantizar los beneficios de este recurso a las nuevas generaciones.

En los últimos años ha sido un reto para México el explorar esta fuente de hidrocarburos, en la que Pemex ha estimado que se encuentra el 55 por ciento (o cerca de 30 mil millones de barriles de crudo equivalente), de un total de 54 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente de recursos prospectivos (potenciales) que tiene el país.

Aun cuando es cada vez más necesario emplear nuevos proyectos como la exploración en aguas profundas, pues el petróleo que se obtiene en tierra y en la plataforma continental se encuentra en fase de declinación, ahora la prioridad de la paraestatal es obtener recursos petroleros de las aguas someras y campos maduros, debido a los graves resultados del derrame de crudo en el Golfo.

Como consecuencia de este suceso, los contratos y seguros para llevar a cabo la exploración y explotación serán más caros y las normas de seguridad más severas, por lo que ahora es prioritario para Pemex trabajar en los pozos maduros de las costas del Golfo, en donde se estima que se podrían obtener en conjunto unos 150 mil barriles por día. Siendo este un proyecto primordial para nuestro país, las licitaciones de campos maduros iniciarán en noviembre de este año.

“Nuevos descubrimientos en aguas someras y el éxito en impulsar la producción en viejos yacimientos ha cambiado la visión de la empresa sobre cuáles son sus proyectos más atractivos”.

Fluvio Ruiz Alarcón, miembro del consejo de administración de Pemex

En este contexto, Ruiz Alarcón manifestó que la producción en nuevos hallazgos en aguas someras como Tsimin y Ayatsil en el Golfo de México, además de la aportación estable de pozos veteranos, permitiría a la paraestatal elevar nuevamente su rendimiento con una meta de 3 millones bpd en 2015.

De acuerdo con datos dados a conocer por Petróleos Mexicanos, ambos yacimientos producirán en conjunto 300.000 bpd una vez que hayan iniciado las operaciones.

Aunque por ahora Pemex canalizará sus esfuerzos en llevar a cabo este proyecto, el programa de exploración en aguas profundas permanece, pues se continuarán realizando trabajos de investigación para obtener el mayor provecho de los recursos de nuestro país y en beneficio de todos los mexicanos.

Bookmark and Share

Transparencia y Rendición de Cuentas en PEMEX

¿Cuál es la situación real en materia de transparencia en Petróleos Mexicanos?

La ciudadanía relaciona a Petróleos Mexicanos con falta de transparencia. Por ello, mejorar la transparencia y la rendición de cuentas de sus actividades es un asunto central.

La política de transparencia está basada en dos objetivos principales: primero, institucionalizar la transparencia en la empresa y, segundo, proporcionar más y mejor información a la ciudadanía.

Para alcanzar dichos objetivos, están en curso diversas acciones que abarcan las distintas áreas de la empresa. Sin embargo, aún existen temas pendientes que deben atenderse de manera prioritaria.

PEMEX publica un reporte mensual de sus resultados operativos, donde se incluye la producción de hidrocarburos y derivados, así como el valor y volumen de las ventas internas y externas, entre otros. Adicionalmente, se publica -en forma mensual- el reporte de seguimiento presupuestal, el cual contiene información sobre el gasto de inversión y de operación (Pidiregas y Programable).

PEMEX presenta informes financieros trimestrales donde se informa de variables financieras y de operación de la paraestatal, como:

  • Ventas Totales.
  • Pago de Impuestos, Derechos y Aprovechamientos.
  • Costos de Ventas y Gastos Generales.
  • Producción de Crudo y Gas Natural.
  • Comercio Internacional.
  • Activos y Pasivos de PEMEX.
  • Deuda de largo y corto plazo.

Cada año se publican los “Estados Financieros Consolidados”, información acerca de los resultados financieros dictaminada por auditores externos.

Adicionalmente, PEMEX publica anualmente los siguientes reportes:

  • Informe Anual.
  • Anuario Estadístico.
  • Informe de Desarrollo Sustentable.
  • Reservas de Hidrocarburos.
  • Memoria de Labores.
  • Informe Estadístico de Labores.
  • Contrato Colectivo de Trabajo (cada dos años).

A pesar de lo que se piensa, PEMEX es una de las empresas petroleras del mundo que más revela información.
Están en curso diversos trabajos para instrumentar criterios internacionales de mercados financieros en los procesos relevantes de la empresa, lo cual fortalecerá la transparencia de sus actividades y obligará a tener reportes más precisos para los mercados financieros y la población en general.

Además, en 2007 se aprobaron nuevos lineamientos para los donativos y donaciones que hace la empresa. Estos lineamientos permitirán una asignación más transparente de los recursos y sujetan las donaciones a un proceso más riguroso de fiscalización y rendición de cuentas. La distribución e informes de seguimiento de los donativos y donaciones se publican en la página de Internet.

Asimismo, testigos sociales participan cada vez más en licitaciones, particularmente en las de mayor monto.

A partir de 2007, se generalizó el uso de la bitácora electrónica para las inversiones y el testigo electrónico para las licitaciones. No obstante los avances, PEMEX necesita dotar de mayor información sobre sus actividades a la sociedad.

En 2007, PEMEX recibió más de 3 mil 500 solicitudes de información a través del Portal de Transparencia.

Por su parte, en materia de rendición de cuentas, el Consejo de Administración está conformando un Comité de Auditoria Independiente (CAI), en línea con las mejores prácticas de gobierno corporativo. Dicho comité ayudará a incrementar la transparencia y la rendición de cuentas de las decisiones de la empresa.

Adicionalmente, es necesario introducir mecanismos que permitan a los mexicanos dar pleno seguimiento al comportamiento de la empresa, propiciando así una efectiva rendición de cuentas que se traduzca en un incentivo para que PEMEX mejore sus resultados.

En conclusión, si bien se han venido realizando importantes esfuerzos en materia de transparencia y rendición de cuentas, no cabe duda de que en la nueva etapa en la que ha de transitar PEMEX para atender los desafíos históricos que enfrenta, el diseño de mejores y novedosos esquemas en estas materias será crucial para modernizar a la empresa y hacer de ésta un ejemplo de eficiencia y productividad.

Bookmark and Share

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook