La Marina Mercante Mexicana y su vinculación con la industria petrolera

Pemex como detonador de la Marina Mercante

Las exportaciones de crudo que nuestro país realiza diariamente, así como las de producto para maquilar a los Estados Unidos y las consecuentes importaciones de refinados, son importantes nichos de negocios para el país. Nichos en donde la Marina Mercante Mexicana tiene una participación nula y en donde puede tener una excelente oportunidad de crecimiento, mediante la creación de una flota nacional estratégica de buques tanques que efectúe parte de estos fletes cautivos.

Una flota nacional generará empleos directos bien remunerados por el alto grado de preparación que se requiere del personal, y empleos indirectos en tierra, así como una derrama importante de dinero dentro del país y un significativo ahorro de divisas.

Pemex Exploración y Producción (PEP) ha detonado el segmento de la flota de cabotaje especializada llamada costa afuera. PEP requiere los servicios de una flota mexicana de embarcaciones menores y mayores de alta especialización, para el apoyo en sus operaciones de perforación, mantenimiento, producción, etc. en altamar (plataformas de perforación autoelevables y semisumergibles, remolcadores, abastecedores, naves para transporte de personal, barcos de mantenimiento, de construcción, grúa, de buceo, etc.).

Actualmente, un porcentaje importante de la Marina Mercante Mexicana de cabotaje está compuesta por este tipo de naves, generando un número importante de empleos directos e indirectos.

Para el país es muy conveniente que, dentro de un esperado crecimiento en las actividades exploratorias en el mar, en busca de incorporar nuevos yacimientos de hidrocarburos, PEP continúe utilizando este tipo de embarcaciones con bandera mexicana como hasta la fecha lo ha hecho. Con ello, se apoya a la industria petrolera costa afuera, dentro del marco normativo al que está sujeta la paraestatal.

Considerando que los proyectos de exploración y producción son de largo plazo en su ejecución y maduración, es necesario para el desarrollo de la Marina Mercante Mexicana:

  1. Contratos de fletamento a largo plazo. Con este tipo de contratos Pemex se beneficia obteniendo precios más competitivos por estos servicios.
  1. Contratos de fletamento a largo plazo que incluya la construcción del buque. La renovación de la flota se estará necesitando en los próximos años. Esta renovación permitirá dotar a PEP de servicios marítimos con tecnología de punta y colocar a la Marina Mercante Mexicana a la altura de la sofisticada tecnología que PEP requiere y utiliza en sus operaciones en mar adentro.

Fuente: Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo.

La CAMEINTRAM es una Institución de interés público que agrupa empresas navieras mexicanas, terminales portuarias, prestadores de servicios portuarios y conexos, y administraciones portuarias integrales, que la convierte en la entidad más representativa del sector marítimo y portuario en el ámbito nacional.

Bookmark and Share

SociBook del.icio.us Digg Facebook Google Yahoo Buzz StumbleUpon

Twitter: suponline

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook