Buques ecológicos al servicio de la industria petrolera

La industria petrolera enfrenta el problema de la contaminación de aire y mar, que se produce durante la incineración de los productos que emana del pozo. Una solución es incorporar embarcaciones especializadas que reduzcan los gases efecto invernadero generados durante la exploración y producción de los hidrocarburos. Los buques ecológicos están dotados de la tecnología WTSV (Well Testing Service Vessel) que sustituyen el proceso de incineración.

Los buques ecológicos incorporan una planta de proceso que asiste directamente durante la perforación, terminación y reparación de pozos petroleros en altamar. Recibe, procesa y almacena los fluidos operando como una extensión de la plataforma de perforación y cuenta con un sistema de posicionamiento dinámico (DP2) que le permite mantener su ubicación cerca de la plataforma. Su objetivo es: recibir todos los fluidos generados durante el servicio al pozo, procesarlos y disponer de ellos, recuperar el crudo, caracterizar la producción del pozo y reducir la emisión de gases invernadero.

La planta de proceso está interconectada con los sistemas y servicios de la embarcación y cuenta con:

  • Sistema de separación de productos.
  • Equipos, dispositivos e instrumentación para controlar el proceso, la operación y emitir un reporte del servicio brindado.
  • Sistemas de bombas para reintegrar el agua, crudo estabilizado y/o productos químicos a las líneas de exportación, reinyección o para el trasiego a embarcaciones auxiliares o terminales de descarga.
  • Sistemas y dispositivos de seguridad.
  • Laboratorios de análisis y prueba de productos del proceso.

Actualmente, se han dotado con tecnología WTSV a 3 embarcaciones, que prestan sus servicios en el Golfo de México, entre ellos el ECO III (Ex CT Longford). Éste fue construido en 2008 en Turquía, su planta de procesamiento se fabricó en Canadá y la conversión se realizó en Tuxpan, Veracruz.

Inició operaciones para Pemex en febrero de 2010, este barco clasificado FPSO (Floating Production Storage and Offloading) provee el servicio como barco ecológico para Prueba de Pozos (WTSV -Well Testing Service Vessel-). Realiza de manera ecológica la recepción y proceso de fluidos reduciendo los gases efecto invernadero que se generan durante los procesos de perforación de pozos. Su peso muerto es de 10 mil toneladas, mide 117 metros de eslora y 21 metros de manga, y su calado es de 7.55 m.

Barcos como el ECO III pueden prestar diversos servicios dependiendo del pozo, ya que su planta de procesamiento logra separar cinco componentes principales: aceite crudo, gas, agua oleosa, sólidos (arena, recortes de perforación, lodos) y líquidos contaminantes. Su sistema puede:

-       Recibir el producto desde la plataforma y procesarlo en la planta ubicada en la cubierta

-       Almacenar líquidos

-       Caracterizar la producción del pozo

-       Evitar la incineración de fluidos

-       Evitar derrames

-       Descargar en terminales, reinyectar a pozos o trasiego a otras embarcaciones

Utilizando este tipo de tecnología en la exploración costa afuera se reduce la contaminación en aire y mar, pues reduce o elimina el proceso de incineración en los pozos de la industria, también permite recuperar producto que se pierde utilizando el proceso de incineración.

Bookmark and Share

SociBook del.icio.us Digg Facebook Google Yahoo Buzz StumbleUpon

Twitter: suponline

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook