Solución a problemas ambientales

Nueva capacidad de refinación en la cuenca Tula. Hidalgo

Al tiempo que Pemex crece y se fortalece, dentro de sus proyectos ocupa un ligra de importancia fundamental el tema del cuidado del medio ambiente. Incorpora iniciativas para fortalecer la viabilidad socioambiental de los proyectos y para transformar las relaciones de corresponsabilidad con los actores del desarrollo.

Uso del agua

La nueva capacidad de refinación utilizará cien por ciento agua tratada proveniente del Proyecto Atotonilco. Dicho proyecto generará inicialmente 24 mil litros por segundo (lps), en tanto que la nueva refinería utilizará aproximadamente 460 lps. Además, la refinería actual también utilizará agua tratada de dicho proyecto (690 lps); el flujo de agua tratada remanente se destinará a usos agrícolas.

Con ello, se liberarán 690 lps de agua fresca para uso doméstico que actualmente utiliza la refinería Miguel Hidalgo.

Lo anterior implica que la refinería actual y la nueva capacidad de refinación le darán viabilidad financiera y operativa al proyecto Atotonilco e incrementarán la disponibilidad de agua fresca en la región.

En materia de descargas, la tecnología de la nueva capacidad de refinación implicará “cero descarga” a los acuíferos. Asimismo, su integración con la refinería actual implicará que esta última también tenga “cero descarga”. Ello contribuirá al saneamiento de la Cuenca.

Reducción de emisiones a la atmósfera

Debido a que con la nueva capacidad de refinación se eliminará prácticamente la totalidad de la producción de combustóleo, al aprovecharse los residuales que actualmente genera la refinería Miguel Hidalgo (60 mil barriles diarios), será necesario repotenciar la termoeléctrica de la CFE, esto es, esta instalación tendrá que utilizar gas natural como insumo, en vez de combustóleo. Ello prácticamente eliminará las emisiones a la atmósfera de la termoeléctrica.

En una segunda etapa se establecerá una planta de cogeneración en la nueva refinería, que producirá aproximadamente 600 MW. Dicha planta utilizará gas natural como insumo; asimismo, se analiza la posibilidad de utilizar coque mediante su gasificación que generará la nueva refinería como energético para la planta de cogeneración,

La nueva refinería se construirá con estándares de emisiones mínimas y alta integración energética, acorde con las nuevas tecnologías de punta en la materia.

De manera complementaria a las acciones anteriores, y en el marco del Proaire que se está integrando para la Cuenca de Tula, se realizarán las inversiones necesarias para recuperar 99% del azufre que genera la refinería actual, nivel superior al estándar internacional y al de la Norma Oficial Mexicana (90%).

Se reemplazará el coque de importación que actualmente consumen las plantas cementeras ubicadas en la región (4.9 mil toneladas por día), que implican la emisión de partículas a la atmósfera durante su transporte por coque que producirá la nueva refinería. Ello implicará menores distancias en el transporte de este insumo en vehículos cubiertos, con la consecuente reducción en la emisión de partículas.

Estrategia de desarrollo comunitario sustentable de Pemex

Para el desarrollo del proyecto de la nueva refinería, Pemex planteó aplicar su estrategia de desarrollo comunitario sustentable, el cual integra las metas de producción, la promoción del desarrollo económico y el cuidado del medio ambiente de acuerdo con las mejores prácticas internacionales.

Esta estrategia considera cuatro líneas de acción:

  1. Orientar las inversiones sociales a proyectos productivos sustentables y alternativos a la actividad de Pemex. Estos proyectos deben estrechar los vínculos de cooperación, corresponsabilidad y confianza de la empresa con las comunidades antes del inicio de las actividades de producción.
  2. Desarrollar obras de infraestructura y/o mantenimiento que faciliten el desarrollo regional.
  3. Fomentar la participación de expertos para diseñar un plan de desarrollo urbano regional integral. Es decir, un plan donde las actividades industriales, el crecimiento poblacional y la oferta de servicios públicos no se contrapongan.
  4. Impulsar acciones de conservación y compensación de los recursos naturales, con especial énfasis en aquéllas que fomenten el desarrollo de capital social local y la ampliación de las capacidades productivas.

Programa de reforestación

Se instrumentará un programa de reforestación intensivo en la región que incluirá: las zonas de amortiguamiento tanto de la refinería actual como de la nueva; los derechos de vía de las instalaciones petroleras (ductos); las zonas aledañas a la infraestructura carretera y ferroviaria y los cinturones de protección de otras instalaciones, en particular las vinculadas con el tratamiento de agua.

Bookmark and Share

Proyecto gráfico de la nueva refinería

  • La construcción de la nueva refinería estima una inversión mayor a cien mil millones de pesos.
  • Mientras se concretan las ofertas de donación de terrenos, continúan sin interrupción los trabajos para desarrollar la ingeniería conceptual del proyecto.

El proyecto de una nueva refinería

El área requerida para la nueva refinería, considerando plantas de proceso, servicios principales, laboratorios, talleres de mantenimiento, oficinas administrativas, área de almacenamiento tanto de materia prima como de productos terminados y área de amortiguamiento, es de aproximadamente 700 hectáreas. En el plano de localización general (figura 1) se muestra la distribución general de las principales plantas de proceso de la nueva refinería para una capacidad de 300 miles de barriles diarios (mbd).

Volumen esperado

Se planea que la nueva refinería produzca aproximadamente 142 mbd de gasolinas y 2 mbd de diesel; asimismo, se obtendrían 12 mbd de turbosina. Todos los productos destilados serían de ultra bajo azufre.

Proceso y producción de la nueva refinería1

(miles de barriles diarios)

Volumen esperado
Proceso de crudo
Crudo Maya
(porcentaje)
Producción
Gas licuado
Propileno
Gasolinas
Diesel
Turbosina
Combustóleo
Asfaltos
Coque (ton/día)
Azufre (ton/día)
1Considera producción del crudo.

Fuente: Elaboración propia. Pemex Refinación.

Beneficios

Balances

La construcción de una nueva refinería incidirá de manera importante en el balance oferta-demanda de gasolinas y permitirá reducir las importaciones en aproximadamente 140 mbd.

En cuanto al balance de diesel, con la entrada en operación de la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, prácticamente se encontraría en equilibro hacia el año 2010. No obstante, se tiene previsto un incremento importante en la demanda por este producto, por lo que el nuevo tren contribuiría a cubrir los faltantes en los siguientes años.

Empleo

Durante la fase de ingeniería que se llevará a cabo entre 2009 y 2010, se requerirá la participación, en el periodo de mayor actividad, de 900 a mil trabajadores humanos altamente calificados.

Para la construcción de la refinería, que iniciará en 2010 y culminará en 2015, se emplearán, en el periodo de mayor dinamismo, de 9 mil a 10 mil 500 personas de manera directa, lo que generará, de manera indirecta, entre 31 mil 500 y 36 mil 800 empleos indirectos.

Dada su naturaleza, esos empleos serán temporales. Para la operación de las instalaciones se requerirá de la actividad permanente de mil a mil 400 empleados a partir de 2015.

De esta manera, la ejecución del proyecto permitirá generar entre 41 mil 400 y 48 mil 300 empleos, entre directos e indirectos, durante las fases de ingeniería y construcción, y de mil a mil 400 de manera permanente.

Divisas

Con la entrada en operación del nuevo tren de refinación, se obtendrá un impacto positivo en la producción de combustibles de alto valor de mercado y se reducirá la balanza negativa de divisas de petrolíferos, en aproximadamente 6 mil millones de dólares hacia 2016.

Bookmark and Share

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook