Cárcel a quien no de litros de “a litro”

Cárcel-a-quien-no-de-litros-de-a-litro

El robo de combustibles es un problema que afecta a un amplio espectro social, desde Pemex hasta los consumidores finales.

Por esto, en días pasados, el Senado de la República aprobó la nueva Ley para Prevenir y Sancionar Delitos Cometidos en materia de Hidrocarburos, donde se establecen severas sanciones contra la “ordeña” de ductos, el robo, tráfico y venta de combustibles.

Esta nueva ley tipifica como terrorismo a los ataques a instalaciones o personal de centros distribuidores, productores o de almacenaje. Mismo que se sancionará con penas de 40 a 60 años de prisión y hasta 75 mil días de salario mínimo.

La “ordeña” o robo de combustibles mediante la extracción por ductos se castigará con hasta 65 mil días de salario mínimo y de 30 a 40 años de prisión.

También se castigará a quienes tengan depósitos clandestinos de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos con multa de 15 mil a 25 mil salarios mínimos y cárcel de ocho a 16 años.

Por último, los consumidores finales serán protegidos por esta nueva ley al contemplar de 10 a 18 años de prisión y de 17 mil a 27 mil días de salario mínimo de multa a los dueños o administradores de gasolineras o distribuidoras de Gas LP que alteren los productos o no entreguen litros completos del producto, así como otras especificaciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Algunas acciones para echar a andar esta nueva ley ya han comenzado como la estrategia para combatir el robo y venta de combustible, reforzada mediante una nueva técnica de distribución de combustibles.

Ahora, la gasolina que viaje por ductos no será el producto terminado, la finalización de los combustibles se realizará en los centros de almacenamiento, los cuales ya están listos para cubrir con estas necesidades.

Esta solución generará pérdidas en los negocios clandestinos, al ocasionar daños en los vehículos que utilicen este tipo de combustibles no terminados, desincentivando la compra de gasolina robada.

Esta nueva ley fue aprobada por 80 votos a favor y siete en contra en el pleno del Senado y su implementación ya comenzó en una primera fase, contemplada en los estados de Tabasco y Jalisco; se espera continuar con estas medidas en el Bajío.

Asimismo, el centro SCADA –sistema encargado de controlar los 35 mil kilómetros de ductos de Pemex– podrá revisar en tiempo real el funcionamiento de toda la red, propiciando una respuesta más rápida ante cualquier incidente.

Mientras esta nueva legislación entra en práctica, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ofrece algunos consejos para evitar el robo de gasolinas:

  1. Establece un límite en el medidor de combustible de tu vehículo para tener una base con respecto a lo pagado y lo recibido.
  2. Verifica que el dispensador de combustible siempre marque cero antes de iniciar el conteo y que el precio de la gasolina corresponda.
  3. Siempre pide tu comprobante de pago. Con esto, Profeco puede realizar la inspección correspondiente con más bases que una denuncia anónima.
  4. Revisa los hologramas en el dispensador. Deben estar actualizados, tanto de Profeco como de la Unión de Verificación Acreditada (UVA).
  5. Verifica que alrededor del despachador no exista humedad, pues esto podría significar una fuga. Los dispensadores de combustible tienen una tolerancia de 100 mililitros, de acuerdo con la norma oficial vigente.

Fuentes:
expansion.com
eleconomista.com.mx
informador.com.mx
sipse.com
unotv.com
cnnexpansion.com

SociBook del.icio.us Digg Facebook Google Yahoo Buzz StumbleUpon

Sin comentarios

Deje un Comentario





 

Twitter: suponline

Más Visitados

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook