Conoce más sobre la Industria Petrolera

Las reservas de hidrocarburos en México

Se llama reservas de hidrocarburos a aquellos recursos petroleros que son recuperables y explotables comercialmente en un tiempo determinado.

Se considera que todas estas reservas involucran un grado de incertidumbre, que está sujeto principalmente a la cantidad y calidad de información geológica, geofísica, petrofísica y de ingeniería disponible en el momento en que se llevó a cabo la estimación e interpretación de esos datos.

De acuerdo con Petróleos Mexicanos, el nivel de incertidumbre puede ser usado para colocar reservas en una de dos clasificaciones principales: probadas o no probadas. De entre las cantidades recuperables conocidas, los recursos contingentes son aquellos que no satisfacen los requerimientos de comercialización.

Si la rentabilidad de las acumulaciones de hidrocarburos ha sido establecida bajo las condiciones económicas de la fecha de evaluación, entonces estamos hablando de reservas probadas. Por su parte, las reservas probables y posibles suelen basarse en futuras condiciones económicas.

Las reservas probadas o 1P comprenden las cantidades de hidrocarburos estimadas, como el aceite crudo, el gas natural y líquidos del gas natural cuya recuperabilidad está demostrada con certeza; tomando en consideración las condiciones económicas y de operación vigentes en determinada fecha. Debido a que estas reservas tienen mayor certeza, aportan la producción y sustentan los proyectos de inversión.

De acuerdo con Petróleos Mexicanos, aquellas cantidades de hidrocarburos que son evaluadas según las condiciones atmosféricas son las reservas no probadas. Éstas se toman en cuenta extrapolando las características del yacimiento más allá de los límites de certidumbre razonable, o bien, considerando escenarios que no prevalecen en el momento de la evaluación.

Asimismo, los volúmenes probables son aquellas reservas no probadas que son más factibles de ser comercialmente recuperables, de acuerdo con los análisis de información geológica y de ingeniería del yacimiento. Estas reservas incluyen también a aquéllas que no es posible clasificar porque no se tiene la información suficiente.

Cuando la recuperación comercial de los hidrocarburos es más incierta que la de los volúmenes probables, se les llama reservas posibles, y se les clasifica así tomando como referencia su información geológica y de ingeniería.
A la suma de las reservas probadas, probables y posibles se les conoce como reservas totales o 3P.

Fuente: Petróleos Mexicanos

Bookmark and Share

SociBook del.icio.us Digg Facebook Google Yahoo Buzz StumbleUpon

Sin comentarios

Deje un Comentario





 

Twitter: vivetuempresa

Más Visitados

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook