Nueva refinería, ¿para qué?

México construyó su última refinería en 1979. Además, en 1991 se cerró la de Azcapotzalco. Esto ha mantenido su oferta de refinados prácticamente constante. En contraste, entre 1980 y 2008 la demanda de gasolinas ha venido creciendo a una tasa anual promedio de 3.4%.

Como resultado, en 2008 las importaciones de gasolina alcanzaron 340 mil barriles diarios, 42.5% del consumo nacional. Esto representó una erogación de 14 mil 400 millones de dólares en 2008. También significó transferir empleos al exterior.

Para hacer frente a esta situación se construirá una nueva refinería de última generación.

¿Qué es una refinería?

El petróleo llega a las refinerías en su estado natural para su procesamiento. Aquí prácticamente lo que se hace es cocinarlo. Por tal razón es que al petróleo también se le denomina crudo.

Una refinería es un enorme complejo donde ese petróleo crudo se somete en primer lugar a un proceso de destilación o separación física y luego a procesos químicos que permiten extraerle buena parte de la gran variedad de componentes que contiene.

Las refinerías son muy distintas unas de otras, según las tecnologías y los esquemas de proceso que se utilicen, así como su capacidad.

Las hay para procesar petróleos pesados o mezclas de ambos. Por consiguiente, los productos que obtienen varían de una a otra.

La refinación se cumple en varias etapas. Es por esto que una refinería tiene numerosas torres, unidades, equipos y tuberías. Es algo así como una ciudad de plantas de procesos.

Los derivados

El petróleo tiene una gran variedad de compuestos, al punto que de él se pueden obtener por encima de 2 mil productos.

El petróleo se puede igualmente clasificar en cuatro categorías: parafínico, nafténico, asfáltico o mixto y aromático.

Los productos que se sacan del proceso de refinación se llaman derivados y los hay de dos tipos: los combustibles, como la gasolina, el diesel, turbosina, etcétera; y los petroquímicos, tales como polietileno, benceno, entre otros.

Bookmark and Share

Solución a problemas ambientales

Nueva capacidad de refinación en la cuenca Tula. Hidalgo

Al tiempo que Pemex crece y se fortalece, dentro de sus proyectos ocupa un ligra de importancia fundamental el tema del cuidado del medio ambiente. Incorpora iniciativas para fortalecer la viabilidad socioambiental de los proyectos y para transformar las relaciones de corresponsabilidad con los actores del desarrollo.

Uso del agua

La nueva capacidad de refinación utilizará cien por ciento agua tratada proveniente del Proyecto Atotonilco. Dicho proyecto generará inicialmente 24 mil litros por segundo (lps), en tanto que la nueva refinería utilizará aproximadamente 460 lps. Además, la refinería actual también utilizará agua tratada de dicho proyecto (690 lps); el flujo de agua tratada remanente se destinará a usos agrícolas.

Con ello, se liberarán 690 lps de agua fresca para uso doméstico que actualmente utiliza la refinería Miguel Hidalgo.

Lo anterior implica que la refinería actual y la nueva capacidad de refinación le darán viabilidad financiera y operativa al proyecto Atotonilco e incrementarán la disponibilidad de agua fresca en la región.

En materia de descargas, la tecnología de la nueva capacidad de refinación implicará “cero descarga” a los acuíferos. Asimismo, su integración con la refinería actual implicará que esta última también tenga “cero descarga”. Ello contribuirá al saneamiento de la Cuenca.

Reducción de emisiones a la atmósfera

Debido a que con la nueva capacidad de refinación se eliminará prácticamente la totalidad de la producción de combustóleo, al aprovecharse los residuales que actualmente genera la refinería Miguel Hidalgo (60 mil barriles diarios), será necesario repotenciar la termoeléctrica de la CFE, esto es, esta instalación tendrá que utilizar gas natural como insumo, en vez de combustóleo. Ello prácticamente eliminará las emisiones a la atmósfera de la termoeléctrica.

En una segunda etapa se establecerá una planta de cogeneración en la nueva refinería, que producirá aproximadamente 600 MW. Dicha planta utilizará gas natural como insumo; asimismo, se analiza la posibilidad de utilizar coque mediante su gasificación que generará la nueva refinería como energético para la planta de cogeneración,

La nueva refinería se construirá con estándares de emisiones mínimas y alta integración energética, acorde con las nuevas tecnologías de punta en la materia.

De manera complementaria a las acciones anteriores, y en el marco del Proaire que se está integrando para la Cuenca de Tula, se realizarán las inversiones necesarias para recuperar 99% del azufre que genera la refinería actual, nivel superior al estándar internacional y al de la Norma Oficial Mexicana (90%).

Se reemplazará el coque de importación que actualmente consumen las plantas cementeras ubicadas en la región (4.9 mil toneladas por día), que implican la emisión de partículas a la atmósfera durante su transporte por coque que producirá la nueva refinería. Ello implicará menores distancias en el transporte de este insumo en vehículos cubiertos, con la consecuente reducción en la emisión de partículas.

Estrategia de desarrollo comunitario sustentable de Pemex

Para el desarrollo del proyecto de la nueva refinería, Pemex planteó aplicar su estrategia de desarrollo comunitario sustentable, el cual integra las metas de producción, la promoción del desarrollo económico y el cuidado del medio ambiente de acuerdo con las mejores prácticas internacionales.

Esta estrategia considera cuatro líneas de acción:

  1. Orientar las inversiones sociales a proyectos productivos sustentables y alternativos a la actividad de Pemex. Estos proyectos deben estrechar los vínculos de cooperación, corresponsabilidad y confianza de la empresa con las comunidades antes del inicio de las actividades de producción.
  2. Desarrollar obras de infraestructura y/o mantenimiento que faciliten el desarrollo regional.
  3. Fomentar la participación de expertos para diseñar un plan de desarrollo urbano regional integral. Es decir, un plan donde las actividades industriales, el crecimiento poblacional y la oferta de servicios públicos no se contrapongan.
  4. Impulsar acciones de conservación y compensación de los recursos naturales, con especial énfasis en aquéllas que fomenten el desarrollo de capital social local y la ampliación de las capacidades productivas.

Programa de reforestación

Se instrumentará un programa de reforestación intensivo en la región que incluirá: las zonas de amortiguamiento tanto de la refinería actual como de la nueva; los derechos de vía de las instalaciones petroleras (ductos); las zonas aledañas a la infraestructura carretera y ferroviaria y los cinturones de protección de otras instalaciones, en particular las vinculadas con el tratamiento de agua.

Bookmark and Share

Proyecto gráfico de la nueva refinería

  • La construcción de la nueva refinería estima una inversión mayor a cien mil millones de pesos.
  • Mientras se concretan las ofertas de donación de terrenos, continúan sin interrupción los trabajos para desarrollar la ingeniería conceptual del proyecto.

El proyecto de una nueva refinería

El área requerida para la nueva refinería, considerando plantas de proceso, servicios principales, laboratorios, talleres de mantenimiento, oficinas administrativas, área de almacenamiento tanto de materia prima como de productos terminados y área de amortiguamiento, es de aproximadamente 700 hectáreas. En el plano de localización general (figura 1) se muestra la distribución general de las principales plantas de proceso de la nueva refinería para una capacidad de 300 miles de barriles diarios (mbd).

Volumen esperado

Se planea que la nueva refinería produzca aproximadamente 142 mbd de gasolinas y 2 mbd de diesel; asimismo, se obtendrían 12 mbd de turbosina. Todos los productos destilados serían de ultra bajo azufre.

Proceso y producción de la nueva refinería1

(miles de barriles diarios)

Volumen esperado
Proceso de crudo
Crudo Maya
(porcentaje)
Producción
Gas licuado
Propileno
Gasolinas
Diesel
Turbosina
Combustóleo
Asfaltos
Coque (ton/día)
Azufre (ton/día)
1Considera producción del crudo.

Fuente: Elaboración propia. Pemex Refinación.

Beneficios

Balances

La construcción de una nueva refinería incidirá de manera importante en el balance oferta-demanda de gasolinas y permitirá reducir las importaciones en aproximadamente 140 mbd.

En cuanto al balance de diesel, con la entrada en operación de la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, prácticamente se encontraría en equilibro hacia el año 2010. No obstante, se tiene previsto un incremento importante en la demanda por este producto, por lo que el nuevo tren contribuiría a cubrir los faltantes en los siguientes años.

Empleo

Durante la fase de ingeniería que se llevará a cabo entre 2009 y 2010, se requerirá la participación, en el periodo de mayor actividad, de 900 a mil trabajadores humanos altamente calificados.

Para la construcción de la refinería, que iniciará en 2010 y culminará en 2015, se emplearán, en el periodo de mayor dinamismo, de 9 mil a 10 mil 500 personas de manera directa, lo que generará, de manera indirecta, entre 31 mil 500 y 36 mil 800 empleos indirectos.

Dada su naturaleza, esos empleos serán temporales. Para la operación de las instalaciones se requerirá de la actividad permanente de mil a mil 400 empleados a partir de 2015.

De esta manera, la ejecución del proyecto permitirá generar entre 41 mil 400 y 48 mil 300 empleos, entre directos e indirectos, durante las fases de ingeniería y construcción, y de mil a mil 400 de manera permanente.

Divisas

Con la entrada en operación del nuevo tren de refinación, se obtendrá un impacto positivo en la producción de combustibles de alto valor de mercado y se reducirá la balanza negativa de divisas de petrolíferos, en aproximadamente 6 mil millones de dólares hacia 2016.

Bookmark and Share

Perspectiva mundial de la industria de refinación

La industria mundial de refinación se caracteriza por un elevado y creciente nivel de competencia, alta densidad de capital y márgenes de operación reducidos. Los niveles de rentabilidad son muy sensibles a movimientos cíclicos de los mercados y en promedio son cercanos al costo de capital. En los últimos años la industria se había mantenido en la parte alta del ciclo, hasta el inicio de la crisis económica internacional.

En el futuro la demanda mundial de refinados estará influida por tres factores:

  • el crecimiento económico global
  • la tendencia a sustituir productos contaminantes por combustibles limpios
  • y el crecimiento del sector transporte y el dinamismo observado en la evolución tecnológica en la industria automotriz, que han propiciado un incremento en la demanda de combustibles con requerimientos de calidad cada vez más estrictos.

En la siguiente década la configuración de la industria mundial de refinación será diferente a la actual, dado que la gran mayoría de las instalaciones estarán aplicando tecnologías con mayor capacidad de producir combustibles limpios.

Cambios en la demanda esperada de petrolíferos

Según algunos estudios realizados, se estima que la demanda total de petrolíferos en México aumentará a una tasa de 3.6% en promedio anual, sin embargo, este crecimiento no sería homogéneo para todos los productos ni durante la década completa.

Las previsiones muestran que durante la primera parte de ese periodo la demanda total aumentará 4.2%, mientras que en la segunda parte 2012-2017, se estima que el crecimiento de la demanda disminuirá a 3.0% anual.

Bookmark and Share

La refinación en México

La infraestructura de Pemex Refinación ha permanecido sin cambios durante casi dos décadas, frente a una demanda interna de petrolíferos que aumenta a tasas más elevadas que la economía mundial.

Al cierre de 2008 Pemex Refinación alcanzó 547,548 millones de pesos por ventas totales de productos petrolíferos. El Sistema Nacional de Refinación (SNR) de Pemex tiene, hoy día, una capacidad de procesamiento de crudo de un millón 540 mil barriles por día, con seis refinerías en las siguientes localidades; Cadereyta, Nuevo León; Ciudad Madero, Tamaulipas; Minatitlán, Veracruz; Salamanca, Guanajuato; Salina Cruz, Oaxaca y Tula, Hidalgo.

Cada una de estas refinerías cuenta con una capacidad de procesamiento que se muestra en la siguiente tabla:

Proceso de petróleo crudo por refinería

(miles de barriles diarios)

Localidad 2008
Cadereyta, Nuevo León 208.35
Ciudad Madero, Tamaulipas 152.09
Minatitlán, Veracruz 161.58
Salamanca, Guanajuato 192.48
Salina Cruz, Oaxaca 279.36
Tula, Hidalgo 267.19
Total 1,261.05

El SRN procesó 1.3 millones de barriles diarios durante ese 2008, lo que representó una disminución de 0.7% respecto a 2007.

Demanda y capacidad

El consumo interno de gasolinas ha crecido de manera acelerada en los últimos diez años a consecuencia del incremento del parque vehicular.

Por su parte, la producción doméstica de gasolinas alcanzó los 444 mil barriles diarios en 2008.

Bookmark and Share

Especificaciones técnicas de una nueva refinería

Principales insumos de una refinería

El petróleo crudo es la materia prima principal, suministrado por el organismo Pemex Exploración y Producción.

Los insumos adicionales que requiere una refinería son:

  • Gas natural. Materia prima generadora de hidrógeno, indispensable en los procesos de hidrodesulfuración y como combustible en los calentadores a fuego directo y en las calderas generadoras de vapor.
  • Energía eléctrica: En buena medida se genera en el interior de las mismas refinerías, pero también depende en parte del suministro adicional de la CFE.
  • Agua. Se emplea básicamente como un medio de enfriamiento en los procesos y como suministro a las calderas generadoras de vapor.
  • Isobutano. Materia prima de las plantas de alquilación para producción de alquilado, componente de las gasolinas de alto octano.
  • TAME/MTBE. Componentes oxigenados de las gasolinas.
  • Ácido fluorhídrico. Catalizador de las plantas de alquilación para producción de alquilado.
  • Ácido sulfúrico y sosa cáustica como materias primas para la obtención de agua desmineralizada para la generación de vapor.

Productos principales que se obtienen en una refinería:

  • Gasolina Pemex Magna
  • Gasolina Pemex Premium
  • Turbosina
  • Combustóleo
  • Pemex-Diesel
  • Asfalto
  • Azufre
  • Propileno
  • Lubricantes
  • Coque
  • LPG (Propano-Butano)

Procesos que constituyen una refinería

Una refinería moderna debe contar con infraestructura suficiente para mantener la continuidad de su operación, es decir, tener flexibilidad para realizar mantenimientos, son la interrupción total de la producción.

Las plantas con las que deberá contar la nueva refinería son:

  • Destilación combinada primaria y vacío
  • Coquización retardada
  • Hidrodesulfuración de gasolina
  • Hidrodesulfuración de nafta catalítica
  • Hidrodesulfuración de destilados intermedios
  • Hidrodesulfuración de diesel
  • Hidrodesulfuración de gasóleos de coquización y de vacío
  • Hidrodesulfuración de naftas de coquización
  • Desintegración catalítica FCC
  • Reformación de naftas
  • Isomerización de pentanos y hexanos
  • Isomerización de butanos
  • Alquilación
  • Hidrógeno
  • Azufre
  • Hidrockacking

Función de cada uno de los procesos

Destilación combinada primaria y vacío. La función de estos procesos es descomponer o separar el petróleo crudo en sus diferentes componentes por medio de destilación atmosférica y al vacío.

Coquización retardada. La función de esta planta es procesar el residuo de vacío para obtener productos de mayor valor agregado como gas, gasolina y gasóleos.

Hidrodesulfuración de gasolina. La función de este proceso es eliminar de la gasolina el contenido de productos indeseables como azufre y nitrógeno.

Hidrodesulfuración de nafta catalítica. La función de este proceso es disminuir el contenido de azufre por debajo de 15 partes por millón de la gasolina catalítica producto.

Hidrodesulfuración de gasóleos de coquización y de vacío. La función principal de este proceso es disminuir el contenido de azufre en el diesel y en el gasóleo producto.

Desintegración catalítica FCC. La función principal de este proceso es la obtención de gasolina catalítica de alto octano.

Reformación de naftas. La función principal de este proceso es la obtención de gasolina reformada de alto octano.

Isomerización de pentanos y hexanos. La función principal de este proceso es incrementar el índice de octano de la gasolina de carga.

Isomerización de butanos. La función principal de este proceso es la obtención de isobutano.

Alquilación. La función principal de este proceso es la obtención de gasolina (alquilado) de alto octano.

Hidrógeno. La función de este proceso es la obtención de hidrógeno de alta pureza.

Azufre. La función principal de este proceso es la recuperación del azufre de los gases ácidos.

Hidrocracking. La función principal de este proceso es convertir el diesel a gasolina.

Bookmark and Share

El medio ambiente y Pemex

Pemex ha puesto en marcha diversos proyectos verdes, unos se abocan a la conservación del medio ambiente y otros a la remediación.

Como parte de su Estrategia Integral de Protección Ambiental y responsabilidad con el desarrollo comunitario sustentable de las actuales y futuras generaciones, Pemex realiza proyectos de conservación y remediación en diferentes partes del país.

La conservación es el mantenimiento y cuidado de la biodiversidad. En ese sentido, Pemex desarrolla los siguientes proyectos.

Parque ecológico Jaguaroundi

Pemex Petroquímica desarrolla el proyecto del Parque Ecológico Jaguaroundi en la periferia de las instalaciones de los complejos petroquímicos Cangrejera y Pajaritos, al sur de Veracruz.

Es una reserva ecológica enfocada a la conservación, reforestación, captura de carbono y paseo ecológico, cuyo desarrollo es supervisado por científicos y técnicos mexicanos de Pemex Petroquímica y de la Universidad Nacional Autónoma de México a través del Programa Universitario de Medio Ambiente.

El Jaguaroundi es el primer predio certificado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas para preservar, de manera voluntaria, los ecosistemas mexicanos y debe su nombre al felino Jaguaroundi Herpailurus Yaguaroundi.

La reserva ecológica abarca una extensión de más de 960 hectáreas, Pemex construye el Parque Ecológico Jaguaroundi el cual, a partir de diciembre de este año, estará en condiciones de recibir a visitantes de toda la República Mexicana.

Ha recibido reconocimientos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y una mención honorífica especial en el Premio Nacional al Mérito Ecológico, entre otros.

Los Humedales en Veracruz

Los humedales de Alvarado son una gran planicie de inundación que se localiza en la zona costera central del estado de Veracruz, cubre un área de 280 mil hectáreas y está compuesta por lagunas costeras salobres, más de cien lagunas interiores y varios ríos, destacando los ríos Papaloapan, Acula, Blanco y Limón. Es un área de importancia para la conservación de aves, donde se registran 346 especies.

Conservación de la Selva Lacandona

Por la riqueza de su biodiversidad, la cuenca media del sistema hidrológico de la planicie tabasqueña, ubicada en Chiapas, es una de las regiones medio ambientales más importantes de México y es la principal zona de recarga de los ríos Usumacinta y Grijalva. En ella se encuentra inmersa la Selva Lacandona.

Esta selva es de suma importancia por su función en la recarga de cuerpos de agua superficiales y acuíferos subterráneos. Más de la mitad del caudal del río Usumacinta proviene de esta selva que contiene el 30 por ciento del agua dulce del país y sostiene muchas de las actividades productivas de los habitantes de la cuenca baja de la planicie tabasqueña del sureste del Golfo de México.

La Selva Lacandona genera otros beneficios ambientales, como la captura de bióxido de carbono que ayuda a mitigar el cambio climático global, la estabilidad del clima regional, la conservación del suelo y la transportación de nutrientes.

Petróleos Mexicanos participa en el proyecto de investigación, educación y aplicación tecnológica para la conservación de esta selva a través de una donación de 14 millones 485 mil peros a Natura Mexicana.

Aquí se ha lanzado el Programa para la Educación Ambiental y Recuperación de Humedales en Veracruz, en el cual Petróleos Mexicanos ha participado a través de una donación de 7 millones 487 mil pesos al Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental, A.C.

FCEA, dividida en tres partes:

  • cinco millones 60 mil pesos se destinan al proyecto de humedales de Alvarado.
  • un millón 200 mil pesos para una campaña de educación ambiental en la Sierra de Otontepec.
  • un millón 200 mil peros para una campaña de educación ambiental en Tuxpan, Veracruz.

Se espera que el proyecto contribuya a generar una educación ambiental en la zona que revierta los procesos de desequilibrio ecológico y capacite a la población a que contribuya a proteger el medio ambiente, así como a recuperar, a través de la reforestación, al sistema lagunar de Alvarado.

Casa del Agua en los Pantanos de Centla

La reserva de la Biosfera Pantanos de Centla se ubica en séptimo lugar a nivel mundial por su nivel de descarga de agua dulce proveniente de la cuenca alta de los ríos Uusmacinta y Grijalva y por su aportación en servicios ambientales: retiene e infiltra agua al subsuelo, amortigua el efecto de las grandes avenidas de los ríos, actúa como esponja y barrera rompevientos y estabiliza la línea de costa.

Debido a que en esa área se han identificado 567 especies de plantas y es hábitat y refugio de 255 especies de aves locales y migratorias, 104 especies de mamíferos, 68 especies de reptiles y 52 de peces, así como de 27 diferentes especies de anfibios, se considera que es el museo de plantas acuáticas más importante de Mesoamérica.

Desde 1999 Pemex apoya la elaboración de un programa de manejo de la reserva, su conservación y desarrollo, así como la construcción de la Casa del Agua “Uyotot Ja” que representa la puerta de entrada a la Reserva, la cual fue inaugurada en febrero de 2002. En 2007 Petróleos Mexicanos entregó un donativo por 7 millones 800 mil pesos para el desarrollo de otros proyectos en esta región.

Ex Refinería 18 de marzo

Este es uno de los proyectos de remediación de suelos más grande del mundo. En este predio ubicado en Azcapotzalco, el Gobierno Federal construirá un parque ecológico que beneficiará a todos los habitantes del Distrito Federal.

Establecida en 1933 como una refinería de la compañía petrolera El Águila, después de la expropiación petrolera amplió su capacidad y en 1945 recibió el nombre de 18 de Marzo. En 1991 cerró sus operaciones, iniciándose entonces acciones de reubicación de plantas de proceso, desmantelamiento de instalaciones, recuperación de hidrocarburos en fase libre y de emulsiones agua-aceite y el retiro de tanques subterráneos de almacenamiento de hidrocarburos.

El 22 de mayo de 2007 las 55 hectáreas del predio se transmitieron a favor del Gobierno Federal, comprometiéndose Pemex a realizar acciones de remediación ambiental en dicho predio y a entregar, totalmente saneadas y en condiciones óptimas de uso, todas las hectáreas en beneficio de la ciudad de México.

El proceso para la remediación de este terreno partió de un estudio de caracterización realizado por el Instituto Mexicano del Petróleo, que determinó la situación detallada de los suelos de acuerdo con la naturaleza de sus contaminantes, las concentraciones y la profundidad a la que se encontraban los residuos.

El proceso

El plan de trabajo de remediación se dividió en dos fases, la primera finalizada en septiembre de 2008 y la segunda por terminar en diciembre de este año- Todos los trabajos se han realizado con la supervisión puntual de las autoridades medioambientales y de salud, y utilizado tecnologías de vanguardia que garantizan, en todo momento, que los trabajos no representen riesgo alguno para la salud de la población circunvecina ni de los trabajadores.

Técnicas de remediación en Azcapotzalco

Biorremediación. Cualquier proceso que utilice microorganismos, plantas o las encimas derivadas de éstos para retornar un medio ambiente alterado por contaminantes a su condición natural, transforma compuestos inorgánicos en el suelo, lodos, sólidos y manto freático, a través de procesos in situ o ex situ.

Biopilas. Es una técnica de biorremediación que se utiliza para la descontaminación de suelos con compuestos orgánicos persistentes en baja concentración. Las biopilas se airean de manera pasiva o activa y se adicionan nutrientes en caso de requerirlo (nitrógeno, fósforo, potasio, etc.), todo lo cual servirá para incrementar la degradación de los contaminantes, Las biopilas deben cubrirse con plástico para evitar el transporte y de los contaminantes, así como la evaporación y volatilización de los hidrocarburos.

Extracción de vapores. Remueve los contaminantes volátiles que se encuentran en los subsuelos contaminados. Se inyecta aire en la zona vadosa a través de pozos para volatizar los hidrocarburos que se encuentran en fase disuelta, fase líquida o en fase absorbida, moviéndolos hacia el pozo de extracción. Los vapores extraídos son tratados en la superficie.

Bioventeo (bioventing). Proceso basado en la aireación del suelo para estimular la actividad biológica y mejorar el proceso de degradación de los hidrocarburos presentes en la zona vadosa. A través del bioviento se incrementa la velocidad de biodegradación.

Inyección de aire. Proceso basado en la aireación de la zona saturada para estimular la actividad biológica y mejorar el proceso de degradación de los hidrocarburos presentes en una zona. Mediante la inyección de aire se incrementa la velocidad de biodegradación.

Texistepec

Texistepec es un municipio sureño del estado de Veracruz en el que alguna vez operó la Compañía Exploradora de Istmo (CEDI), dedicada a la producción de azufre. Asignado a Pemex por el Gobierno Federal, se realizó una auditoría ambiental al predio, detectándose un pasivo ambiental que representaba, entre otras cosas, residuales sólidos de azufre, aguas ácidas e hidrocarburos intemperizados. A pesar de que no fue causado por Pemex, la empresa asumió, como parte de su estrategia de protección ambiental, la responsabilidad de eliminarlo a través de un ambicioso proyecto de remediación y conservación que rehabilite la cobertura vegetal, regenere la biosfera y formará humedades que contribuyan a la recuperación de la biodiversidad, entre otras.

Para la realización de este proyecto, Petróleos Mexicanos contrató un promedio anual de 500 personas de la comunidad, por lo que el proyecto se ha convertido en una vital fuente de ingresos de la localidad. Este año arrancó la segunda etapa, la cual se espera concluir en 2011.

Bookmark and Share

El camino hacia una nueva refinería

Presentamos un recuento de cómo se tomó la importante decisión de construir una nueva refinería para el beneficio de México.

Etapa 1. El plan y las primeras posibles sedes

El 18 de marzo de 2008 el Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, instruyó a la Secretaría de Energía y a Petróleos Mexicanos a iniciar los estudios y analizar la factibilidad técnica, financiera y logística que permitiese construir una nueva refinería en el territorio nacional, la primera en 30 años.

El 30 de julio de 2008 Pemex presentó al Congreso de la Unión el Estudio de viabilidad para construir una nueva refinería en México. Los contenidos de dicho estudio se alinearon específicamente con los requerimientos del Congreso. No pretendía ser un dictamen definitivo.

Dicho estudio consideró potenciales localizaciones tomando en cuenta criterios como la cercanía a los centros con mayor demanda de combustibles y la facilidad de acceso al suministro de materia prima.

Al ser un estudio preliminar, se determinó evaluar la rentabilidad de cada una de las potenciales localizaciones por separado. No se incluyó una evaluación de los beneficios potenciales del aprovechamiento de residuales, ni el contexto de la modernización integral del Sistema Nacional de Refinación.

Etapa II. Evaluación de las sedes definitivas

De agosto de 2008 a marzo de 2009, Pemex recibió nuevas solicitudes para ser incorporadas en el análisis, así como estudios adicionales de parte de gobiernos estatales ya considerados en el estudio de julio de 2008.

En respuesta a todas estas solicitudes, Pemex realizó una nueva revisión de cada una de las propuestas, con objeto de hacerlas comparables.

El 25 y 27 de marzo se llevaron a cabo las presentaciones públicas de los diez estados interesados. Además de resultar un ejercicio inédito de transparencia que permitió a la sociedad conocer cada una de las propuestas, técnicos de Pemex, del IMP e independientes, pudieron realizar preguntas específicas sobre diversos temas a los equipos técnicos de cada estado.

Dicho ejercicio permitió enriquecer el análisis de Pemex con detalles no conocidos como los planes de desarrollo de los gobiernos estatales, las dificultades esperadas, así como los diferentes tipos de apoyo que los gobiernos estarían en posibilidad de ofrecer a Pemex para el mejor desarrollo del proyecto.

Una vez concluidos los eventos públicos se incorporó toda la información de los diez estados interesados (Hidalgo, Guanajuato, Oaxaca, Veracruz, Tlaxcala, Puebla, Michoacán, Campeche, Tabasco y Tamaulipas) en el esquema metodológico general y se procedió a calcular la rentabilidad de cada una de las alternativas en lo individual.
De acuerdo con esta nueva evaluación individual (abril de 2009), las localizaciones con mayor rentabilidad son las que permiten aprovechar residuales.

Al aprovechar los residuales se capturan las economías de escala de un proyecto integral, lo que genera rentabilidades adicionales, del orden de mil millones de dólares de VPN en promedio, sobre refinerías sin integración.

Basta comparar el VPN de Tula en julio de 2008 y abril de 2009 para corroborar el sustancial incremento que sufre la rentabilidad de ambos proyectos al incorporar el aprovechamiento de residuales.

Ello es así porque el aprovechamiento de residuales permite abaratar el costo de la materia prima mediante la sustitución de crudo por residuales, generar economías de escala y aumentar la disponibilidad de crudo para exportación.

Algunos de los criterios incorporados al modelo de evaluación de rentabilidad son:

  • el tipo de tecnología para el proyecto
  • la configuración de las plantas
  • el tamaño de la nueva refinería
  • la distancia a las fuentes de crudo
  • la distancia a las zonas de consumo
  • la disponibilidad de materia prima
  • la calidad del crudo disponible
  • la eficiencia operativa con la que se planea operar la infraestructura
  • el análisis geográfico
  • el análisis ambiental
  • el análisis social de campo
  • la infraestructura existente (carretera, ductos, refinación)
  • el aprovechamiento existente de residuales
  • el costo de los terrenos, entre otros.

Etapa III. El resultado final

Finalmente, y para concebir con el análisis, se analizó el portafolio completo de proyectos de refinación de manera integral, a fin de garantizar que el suministro futuro de la demanda sea eficiente para el SNR y contribuya a mejorar la situación financiera de Pemex Refinación.

Para ello, se evaluaron combinaciones de proyectos buscando elevar, aún más, la rentabilidad de ese proyecto.

El portafolio que incluye construir nueva capacidad en Tula con aprovechamiento de residuales (P-1) y la reconfiguración de Salamanca resultó el más rentable.

Bookmark and Share

  • RSS
  • Twitter
  • Facebook